domingo, 15 de enero de 2012

Sacrifican al ambientólogo que no creía en el cambio climático


Entre gritos de “hereje, hereje” y de “únete al cambio climático, traidor” se procedía a la ejecución de Federico Jiménez, el estudiante escéptico de Ciencias Ambientales que negaba el calentamiento global. 
Tras una larga reunión entre profesores y delegados de todos los cursos de la carrera, el pasado lunes se acordó el sacrificio de Federico, y su consiguiente ofrenda a Al Gore como muestra de lealtad. La ejecución tuvo lugar a las 13:00 horas, en el aula Magna, donde acudieron altos cargos de la Universitarias además de familiares, compañeros y amigos del estudiante. Durante el culto algunos de sus compañeros pudieron leer algunas de las espeluznantes frases con las que Federico deleitaba a la clase en los descansos: “La culpa no la tiene el hombre, todo es por cambios en los cíclicos del Sol y la acción de rayos cósmicos” esta y otras muchas falacias más fueron recordadas en el emotivo acto de ejecución. Tras la ceremonia los restos del alumno fueron depositados en el contenedor orgánico, a petición de la familia. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada